LA SOCIEDAD CIVIL Y LA CONVIVENCIA CIUDADANA

LA SOCIEDAD CIVIL Y LA CONVIVENCIA CIUDADANA

No es la primera vez que nuestro país atraviesa momentos difíciles, donde distintos sectores sociales muestran signos evidentes de preocupación ante necesidades sin respuestas y miedo al futuro.

Sin embargo, cada mañana hay un mundo que despierta para cumplir con su tarea diaria; un mundo de la producción que se mueve y apuesta al futuro; un mundo rural que no se desanima de pérdidas por inundaciones y sequías y vuelve a llenar surcos; hay nuevos proyectos que van tomando forma para cambiar el país; hay estudiantes y maestros que buscan el perfeccionamiento y la inserción en los nuevos desafíos del conocimiento; hay profesionales y servidores públicos que trabajan sin medir esfuerzos. Podemos decir entonces en medio de nuestras preocupaciones, que siempre hay un orden social que mueve la rueda de la vida. Pero además, en las sociedades modernas, los emprendimientos que apuntan a la búsqueda del desarrollo humano para alcanzar un verdadero equilibrio social, cubren los más variados aspectos de nuestra vida de relación.

Cada vez es más notorio que esa búsqueda y las soluciones, no descansan sólo en los gobiernos o en las respuestas de la política. Hoy más que nunca es la sociedad civil la que, a través de sus organizaciones, está preparada a demostrar que su rol es fundamental para incidir no sólo en la resolución de los problemas que afectan a nuestras comunidades, sino en el fortalecimiento de la democracia y de las instituciones de la república.

Su cercanía a las realidades y al funcionamiento de las comunidades donde trabajan, su generosidad en el ofrecimiento de las ayudas profesionales, son cualidades invalorables para que los gobiernos multipliquen las oportunidades de colaboración con las Organizaciones de la Sociedad Civil dentro de los programas de Gobierno Abierto, que tantas oportunidades ofrecen para poner en marcha trabajos conjuntos.

El Foro del Sector Social que reúne a 250 organizaciones, entre ellas a FUNDAEDU, ha buscado siempre encontrar los espacios de participación que instalen a la ciudadanía como centro y protagonista de su propio desarrollo, acentuando siempre la interacción con los gobiernos y con entes privados, como las universidades, las empresas, los sindicatos.

Queremos representar a esa sociedad civil y demostrar que está dispuesta a poner el hombro como lo ha hecho en tantas oportunidades, innovando, colaborando, uniendo esfuerzos, modelando una nueva forma de hacer política, con transparencia y generosidad, sin esperar otra cosa que la unión del pueblo en las coincidencias esenciales de la convivencia ciudadana.

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *